Menú navegación:   Portada Servicios Gestión Proyectos

Gestión Proyectos Tecnológicos

Gestión Proyectos TecnológicosNuestra metodología de gestión de proyectos tecnológicos sigue unos fases estrictas para su correcta consecución.

Modelado del negocio: En este conjunto de actividades se persigue el entendimiento de las necesidades de negocio. Documentos de requisitos generales y de alto nivel, reglas del negocio, glosarios, etc. El beneficio hacia nuestros clientes se traduce en detectar flujos de trabajo o actividades dentro de los procesos analizados que son susceptibles a ser optimizados y que se traducen en una mejor definición del software que se deberá construir.

Administración de Requerimientos: Traduce las necesidades del modelo de negocio a requisitos de sistemas automatizables y que con carácter más técnico, persiguen obtener un entendimiento más profundo del modelo de negocio por parte de los integrantes del equipo de desarrollo y tener un acuerdo de alcance funcional con nuestros clientes que permitan administrar el proyecto de una forma eficiente en alcance funcional y tiempo de desarrollo.

Análisis y diseño: Estas actividades se determinan, a partir de los requerimientos, la arquitectura del sistema más adecuada y el diseño detallado necesario previo, a las actividades de implementación. Desde el inicio del proyecto, colaboramos con usuarios avanzados de los clientes que aportan los requerimientos de la solución, y sobre todo, validar el enfoque funcional de la solución analizada.. El grupo de arquitectos tecnológicos, permiten garantizar aquellos aspectos no funcionales como lo son la seguridad, el desempeño y la disponibilidad del software, a través de la utilización de patrones arquitectónicos de diseño y mejores prácticas de construcción de software.

Pruebas: Nuestras pruebas de software permiten la verificación a todos los elementos que se realizan (documentos, diseños o código) para ver que cumplan con los requerimientos y con los estándares de calidad definidos para el proyecto. Durante esta fase de pruebas se verifican de manera unitaria y de manera integrada todos los componentes de software y se realiza junto a los usuarios avanzados del cliente la validación de la solución desarrollada a fin de contar con todas las evidencias que garanticen el cumplimiento en alcance, funcionalidad y calidad que nuestro cliente espera.

Gestión de configuración: Gestión de los cambios y todos los elementos que intervienen en el proceso de construcción.

Gestión del proyecto: Actividades encaminadas a la gestión del desarrollo en cuanto a planes, seguimiento y control, recursos, y gestión de riesgos, para asegurarle al cliente de que el proyecto de desarrollo de software se cumple acorde a plazos, alcance y presupuesto.

Implantación: Son las actividades que permiten tener el software instalado en los entornos en que finalmente va a ser utilizado, y con las configuraciones adecuadas y procedimientos de instalación, configuración y operación, que permitan tener un nivel de servicio adecuado en la utilización diaria del software.